Subconscientes...

24 de enero de 2018

¡Ha sido un placer!


Se hace saber que... este blog queda (¿temporalmente?) fuera de servicio. 

Como la vida da muchas vueltas y nunca se puede decir «de este agua no volveré a beber», no he querido hacerle una eutanasia, pero digamos que le he provocado un coma inducido. He bloqueado todas las entradas porque posiblemente pueda trabajar con ellas en el futuro. Hay relatos que pueden dar mucho de sí y puede que me anime a ampliarlos, recopilándolos en algún librito, vete-tú-a-saber. Creo que todo en esta vida tiene un punto y aparte o un punto y final y, de momento, he decidido dejarlo en el "aparte".

He salido del armario, quiero decir...ejem...que he salido del anonimato casi por completo y este blog pretendía plasmar las historias más atrevidas que de otro modo no me resultaba fácil escribir, ya fuese por pudor o por comodidad. Pero el tiempo pasa y una supera sus tabúes, limitaciones y evoluciona (o eso creo). Así que de momento, su hermana Analogías seguirá viva para contar cosas banales y chascarrillos varios y, si tengo algo rondando por la cabeza como para escribir con las tripas, lo haré en mi blog oficial, que para eso está. Ale, ¡tonterías las justas!


¡Espero veros a todos por allí (o en una bar tomando vinos)!

Más páginas